- Guía en contínuo desarrollo -
Si detectas algún error, por favor comunícanoslo para poder subsanarlo: quedadanatural@gmail.com



Curruca Carrasqueña
Sylvia cantillans
Subalpine Warbler

Curruca Rabilarga
Sylvia undata
Dartford Warbler
   

© antoniopestana


© Ricardo Herranz Alcaraz


© Ricardo Herranz Alcaraz


© Angel Ruiz Elizalde

Curruca Carrasqueña
Sylvia cantillans
Subalpine Warbler

Curruca Rabilarga
Sylvia undata
Dartford Warbler
   

 

Descripción

Miden unos 12 cm de longitud.

Pueden alcanzar los 19 cm de envergadura.

Su peso puede llegar a los 11 gramos.

Existe un ligero dimorfismo sexual en esta especie.

Los machos por la parte superior son de color gris pizarroso.

La garganta y la parte superior del pecho son de color castaño-rojizo.

La parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior son de color rosáceo-blanquecino.

La mitad superior de la cabeza desde la comisura del pico hacia arriba es de color gris pizarroso mientras que la mitad inferior es de color castaño-rojizo; separando ambos colores tienen en la parte anterior de la cara una delgada bigotera blanca que se inicia en la comisura del pico.

Las plumas del píleo se pueden erizar pero no llegan a constituir una cresta.

El pico es fino y puntiagudo; es de color pardo-amarillento con el culmen y el extremo negruzco.

Los ojos son pequeños, son de color castaño y están rodeados de un anillo periorbital de color rojo.

La cola es larga y es de color gris-parduzco con las rectrices externas de color blanco y algo de blanco en la punta de las demás plumas.

Las alas en la zona de los hombros son de color pizarroso. Las plumas primarias y las secundarias son de color marrón.

Las patas son medianamente largas y son de color pardo-anaranjado.

Las hembras por la parte superior son de color gris con tintes parduzcos.

Tienen la bigotera blanca muy poco marcada.

Por la parte inferior son de color blanquecino con tintes rosáceos.

La garganta es blanca.

Los ojos están rodeados de un anillo periorbital de color blanquecino.

Los jóvenes se parecen a las hembras.

Distribución

Están presentes en el sur de Europa, en el suroeste de Asia y en África.

Fenología

En España son habituales durante el período estival y durante los pasos migratorios.

Abundancia

Es una especie muy abundante en la Península Ibérica, excepto en Galicia y en la cornisa cantábrica; también abunda en las Islas Baleares.

Hábitat

Se encuentran en las zonas de montaña donde abunda el matorral mediterráneo y también en los encinares, pinares, sabinares y dehesas que tengan gran cantidad de sotobosque así como en los matorrales y zarzales próximos a las riberas de los ríos.

Alimentación

Su dieta se compone de insectos y sus larvas, arácnidos, pequeños invertebrados y, sobre todo durante el otoño y el invierno, bayas, frutos y semillas de plantas herbáceas.

Reproducción

Se realiza en Abril-Julio.

Pueden efectuar 2 puestas por temporada.

Construyen un nido con forma de cuenco en los arbustos; para su elaboración utilizan ramitas delgadas y hojas, después lo tapizan con hierbas, plumas y pelos.

La puesta se compone habitualmente de 3-5 huevos de color blanco o rosado con motas de color pardo-rojizo o de color verdoso o crema claro con motas grises.

La incubación dura 12 días aproximadamente.

Las crías abandonan el nido cuando tienen unos 12 días de edad pero siguen siendo atendidas por el padre durante algunos días más.

Subespecies

En España se encuentran dos de las cuatro subespecies que existen:

Sylvia cantillans cantillans: se encuentra en la Península y en las Islas Baleares.

- Sylvia cantillans moltonii: se encuentra en las Islas Baleares.

Curiosidades

Es una especie difícil de ver, salvo cuando cantan en lo alto de las ramas de los arbustos.

Especies similares

- Curruca balear: se diferencian de ella porque están presentes en la casi totalidad de la Península, en las islas Baleares y en Ceuta y Melilla durante el período estival y los pasos migratorios mientras que la Curruca balear solo está presente en las islas Baleares donde es una residente habitual, porque tienen la parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior de color rosáceo-blanquecino mientras que la Curruca balear por la parte inferior es de color grisáceo pálido, porque tienen una delgada bigotera blanca que se inicia en la comisura del pico, porque tienen la parte inferior de las mejillas y la garganta de color castaño-rojizo mientras que la Curruca balear los tiene de color gris pizarroso y porque su cola es algo más corta.

- Curruca del Atlas: se diferencian de ella porque en España están presentes durante el período estival mientras que la Curruca del Atlas es una rareza, porque tienen la parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior de color rosáceo-blanquecino mientras que la Curruca del Atlas tiene el pecho, los flancos y las partes laterales del vientre de color rojo ladrillo, porque tienen una delgada bigotera blanca que se inicia en la comisura del pico, porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo en vez de blanco y porque su cola es algo más corta.

- Curruca rabilarga: se diferencian de ella porque en España solo están presentes durante el período estival mientras que la Curruca rabilarga es una residente habitual, porque tienen la parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior de color rosáceo-blanquecino mientras que la Curruca rabilarga tiene el pecho, los flancos y las partes laterales del vientre de color castaño-rojizo vinoso muy intenso, porque tienen una delgada bigotera blanca que se inicia en la comisura del pico y porque su cola es más corta.

- Curruca tomillera se diferencian de ella porque en España solo están presentes durante el período estival mientras que la Curruca tomillera solo es residente habitual en una pequeña zona del sureste peninsular y en las islas Canarias mientras que en el resto de la Península solo está presente en el período estival, porque por la parte superior son de color gris pizarroso mientras que la Curruca tomillera es de color pardo-grisáceo, porque tienen la parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior de color rosáceo-blanquecino mientras que la Curruca tomillera tiene el pecho de color grisáceo con tintes rosados y el vientre de color rosáceo, porque tienen la parte anterior de las mejillas, la garganta y la parte superior del pecho de color castaño-rojizo en vez de blanco y porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo en vez de blanco.

- Curruca zarcera: se diferencian de ella porque por la parte superior son de color gris pizarroso mientras que la Curruca zarcera es de color grisáceo-parduzco, porque tienen la parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior de color rosáceo-blanquecino mientras que la Curruca zarcera tiene el pecho y los flancos de color blanquecino-ocráceo con tintes asalmonados, porque el color gris de su cabeza es más oscuro, porque tienen la garganta y la parte superior del pecho de color castaño-rojizo en vez de blanquecino y porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo en vez de blanco.

- Curruca zarcerilla se diferencian de ella porque en España son habituales durante el período estival en casi todo el país salvo las islas Canarias mientras que la Curruca carrasqueña es una rareza que ha sido vista en muy pocos lugares de España, porque por la parte superior son de color gris pizarroso mientras que la Curruca zarcerilla es de color pardo-grisáceo, porque tienen la parte inferior del pecho, el vientre, los flancos y la zona caudal inferior de color rosáceo-blanquecino mientras que la Curruca zarcerilla por la parte inferior es de color blanquecino, porque el capirote de su cabeza es de color gris pizarroso mientras que el de la Curruca zarcerilla es de color gris, porque tienen la parte anterior de las mejillas y la garganta de color castaño-rojizo en vez de blanco, porque tienen una bigotera blanca, porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo mientras que los de la Curruca zarcerilla están bordeados en su parte inferior por una delgada línea curva de color blanco y porque su cola tiene la punta de las plumas de color blanco.

Vernáculos

Busqueret de garriga, busquereta de garriga, cagachín, carrasqueña, castañita, curruca, chamarreta, chenge, chonche, jaralero, jarerilla, jarero, lagrimoso, marinita, mosquito de la jara, negrachín, negreta, parlanchín, papuda roxa, ratilla estepera, tallarol de garriga, zarcero.

 

 

Especies similares a la Curruca carrasqueña. Comparativo.

(pulsar sobre las imágenes)

Curruca balear, Sylvia balearica

Curruca del Atlas, Sylvia desertícola

Curruca rabilarga, Sylvia undata

Curruca tomillera, Sylvia conspicillata

Curruca zarcera, Sylvia communis

Curruca zarcerilla, Sylvia curruca

 

 

 

Descripción

Miden unos 13 cm de longitud.

Su envergadura puede alcanzar los 19 cm.

Su peso puede llegar a los 16 gramos.

Existe un ligero dimorfismo sexual en esta especie.

Los machos durante el período reproductor por la parte superior son de color gris pizarroso.

El pecho, los flancos y las partes laterales del vientre son de color castaño-rojizo vinoso muy intenso.

La parte central del vientre es blanquecina.

La cabeza es de color gris pizarroso, excepto la parte anterior de las mejillas y la garganta que son color castaño-rojizo vinoso intenso con las puntas de las plumas blanquecinas.

Las plumas del píleo se pueden erizar pero no llegan a constituir una cresta.

El pico es fino y puntiagudo; es de color anaranjado con la parte superior y el extremo negruzco.

Los ojos son pequeños, son de color pardo-rojizo y están rodeados por un anillo periorbital de color rojo.

La cola es muy larga y es de color gris-negruzco con una fina línea blanca en el borde exterior de las rectrices externas.

Las alas en la zona de los hombros son de color pizarroso. Las plumas primarias y las secundarias son de color pardo-negruzco.

Las patas son medianamente largas y son de color anaranjado.

Los machos durante el invierno tienen el color castaño-rojizo vinoso de las mejillas, la garganta, el pecho y los flancos menos intenso, más pálido.

El color gris de la cabeza es menos intenso.

El anillo periorbital que tienen alrededor del ojo es color rojo pálido.

Las patas son de color anaranjado-amarillento.

Las hembras tienen un tono general más claro que el de los machos.

Por la parte superior son de color pardo oscuro.

Por la parte inferior no tienen tintes vinosos.

Tienen la cabeza de color pardo.

Los jóvenes se parecen a las hembras pero son más oscuros.

Distribución

Están presentes en el suroeste de Europa y en el norte de África.

Fenología

En España son residentes habituales aunque algunos individuos invernan en el norte de África.

Abundancia

Es una especie muy común en la Península Ibérica.

Hábitat

Se encuentran en zonas donde abunda el matorral mediterráneo muy espeso, bosques abiertos y campos baldíos.

Alimentación

Su dieta se compone de insectos y sus larvas, arácnidos, pequeños invertebrados y, sobre todo durante el otoño y el invierno, de bayas, frutos y semillas.

Reproducción

Se realiza en Abril-Julio.

Pueden efectuar 2-3 puestas por temporada.

Construyen un nido con forma de cuenco entre los matorrales de brezo y tojo; para su elaboración utilizan ramitas delgadas, raicillas y hierbas, después lo tapizan con plumas.

La puesta se compone habitualmente de 3-6 huevos de color blanco-grisáceo o verdoso con motas de color gris o pardo-rojizo.

La incubación dura 14 días aproximadamente.

Las crías abandonan el nido cuando tienen unos 14 días de edad pero siguen siendo atendidas por los padres durante alrededor de unos 12 días más.

Curiosidades

Es una especie difícil de ver.

Son aves muy territoriales.

Con mucha frecuencia mantienen su larga cola erguida.

Inciden negativamente sobre esta especie la destrucción de las zonas de matorral relacionadas con la agricultura y las repoblaciones forestales.

Especies similares

- Curruca balear: se diferencian de ella principalmente porque tienen tonos vinosos en la parte inferior y en los flancos y porque además de en las islas Baleares también están presentes en la casi totalidad de la Península y en Ceuta y Melilla.

- Curruca carrasqueña: se diferencian de ella porque en España son residentes habituales mientras que la Curruca carrasqueña solo está presente durante el período estival, porque tienen el pecho, los flancos y las partes laterales del vientre de color castaño-rojizo vinoso muy intenso en vez de rosáceo blanquecino, porque no tienen la delgada bigotera blanca que se inicia en la comisura del pico y porque su cola es más larga.

- Curruca del Atlas: se diferencian de ella porque en España son residentes habituales mientras que la Curruca del Atlas es una rareza, porque tienen el pecho, los flancos y las partes laterales del vientre de color castaño-rojizo vinoso muy intenso en vez de rojo ladrillo, porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo en vez de blanco y porque su cola es más larga.

- Curruca sarda: se diferencian de ella porque en España son una especie habitual mientras que la Curruca sarda es una rareza que ha sido vista en Cataluña, Alicante y las islas Baleares, porque tienen tonos vinosos en la parte inferior, porque su garganta es de color castaño-rojizo vinoso intenso con las puntas de las plumas blanquecinas en vez de gris pizarroso y porque su cola es algo más larga.

- Curruca tomillera se diferencian de ella porque en España son residentes habituales mientras que la Curruca tomillera solo es residente habitual en una pequeña zona del sureste peninsular y en las islas Canarias mientras que en el resto de la Península solo está presente en el período estival, porque por la parte superior son de color gris pizarroso mientras que la Curruca tomillera es de color pardo-grisáceo, porque tienen el pecho, los flancos y las partes laterales del vientre de color castaño-rojizo vinoso muy intenso en vez de rosáceo, porque no tienen un capirote bien definido mientras que la Curruca tomillera sí lo tiene, porque tienen la parte anterior de las mejillas y la garganta de color castaño-rojizo vinoso en vez de blanco, porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo en vez de blanco y porque su cola es más larga.

- Curruca zarcera: se diferencian de ella porque están presentes en la mayor parte de España donde son residentes habituales mientras que la Curruca zarcera solo está presente en parte de la Península durante el período estival y durante los pasos migratorios, porque por la parte superior son de color gris pizarroso mientras que la Curruca zarcera es de color grisáceo-parduzco, porque tienen el pecho, los flancos y las partes laterales del vientre de color castaño-rojizo vinoso muy intenso mientras que la Curruca zarcera tiene el pecho y los flancos de color blanquecino-ocráceo con tintes asalmonados, porque el color gris de su cabeza es más oscuro, porque tienen la parte anterior de las mejillas y la garganta de color castaño-rojizo vinoso en vez de blanquecinas, porque sus ojos están rodeados por un anillo periorbital de color rojo en vez de blanco y porque su cola es más larga.

Vernáculos

Buitre jarero, busqueret roig, busquereta cuallarga, cienlibras, coa llarga, cotrosa de monte, cotoyina, curruca, curruca de cola larga, chinrrero, jaralero, jarerilla, metralleta, negrillo, pimentero, piúca, rabilarga, rajuca, rinchinot, rompemontes, tallareta coa llarga.

 

 

Especies similares a la Curruca rabilarga. Comparativo.

(pulsar sobre las imágenes)

Curruca balear, Sylvia balearica

Curruca carrasqueña, Sylvia cantillans

Curruca del Atlas, Sylvia desertícola

Curruca tomillera, Sylvia conspicillata

Curruca zarcera, Sylvia communis

 






Fatbirder's Top 1000 Birding Websites

Locations of visitors to this page

Todas las imágenes son propiedad de sus autores y queda prohibida su utilización sin su consentimiento expreso.
© Quedada Natural